Thanks be to God!

08-22-2021Pastor's LetterFr. John Sims Baker

Always and for everything! In this case, I am particularly grateful to God for the relatively smooth opening to the school year. Running a school is a blessing and a responsibility for Saint Rose Parish. I believe that Sr. Catherine Marie and our school faculty and staff have done very well in looking after the welfare and education of the children in challenging circumstances. The school has been the testing ground at times for how we put various procedures into practice during the pandemic. They have done so once again for the opening of school. As promised, the Catholic Schools Office of the Diocese of Nashville has reviewed the mask policy announced for the beginning of the year and has adjusted it to allow for parents to decide about masks for their children. The situation at all of the diocesan schools will be monitored daily through a conference call of leaders from every school. I am sure that we can expect further adjustments as the needs dictate.

The policies themselves, of course, are not the point but rather the welfare of our communities under God's Providence. When we keep this outlook, we can remain in charity and understanding with one another, knowing that the common good is what is guiding us. Particular applications of policy may change, but the goal of charity never does. I am sure that there will be concerns about this policy as there have been about previous decisions. Let us talk and cooperate with one another, and let us trust in God's care for us. He has not let us down! Our parish procedures for Mass will remain the same: masks required at 4:30 p.m. on Saturday and at 7 a.m. and 3 p.m. on Sunday. At other Masses masks remain recommended. I thank God for the blessings to our parish, and I thank you for your cooperative spirit. God has indeed blessed Saint Rose!

Faithfully,

Fr. Baker

¡Siempre y por todo! En este caso, estoy particularmente agradecido con Dios por la relativamente suave apertura del año escolar. Dirigir una escuela es una bendición y una responsabilidad para la parroquia de Santa Rosa. Creo que la Hna. Catherine Marie, la facultad y el personal de nuestra escuela han hecho muy buen trabajo al cuidar el bienestar y la educación de los niños en circunstancias tan difíciles. En ocasiones, la escuela ha sido el campo de pruebas de cómo cuando pusimos en práctica varios procedimientos durante la pandemia. Lo han vuelto a hacer con motivo de la inauguración de la escuela. Como se prometió, la Oficina de Escuelas Católicas de la Diócesis de Nashville ha revisado la política de máscaras anunciada a principios del año y la ha ajustado para permitir que los padres decidan sobre las máscaras para sus hijos. La situación en todas las escuelas diocesanas será monitoreada diariamente a través de una conferencia telefónica con los líderes de cada escuela. Estoy seguro de que podemos esperar más ajustes según lo dicten las necesidades.

Las políticas en sí mismas, por supuesto, no son el punto, sino el bienestar de nuestras comunidades bajo la Providencia de Dios. Cuando mantenemos esta perspectiva, podemos permanecer en la caridad y la comprensión unos con otros, sabiendo que el bien común es lo que nos guía. Las aplicaciones particulares de la política pueden cambiar, pero el objetivo de la caridad nunca cambia. Estoy seguro de que habrá preocupaciones acerca de esta política, al igual que las ha habido sobre decisiones anteriores. Hablemos y cooperemos unos con otros, y confiemos en el cuidado de Dios por nosotros. ¡No nos ha defraudado! Nuestros procedimientos parroquiales para la Misa seguirán siendo los mismos: se requieren máscaras a las 4:30 p.m. el sábado y a las 7 a.m. y a las 3 p.m. el domingo. En otras Misas se siguen recomendando mascarillas. Doy gracias a Dios por las bendiciones para nuestra parroquia y les agradezco su espíritu cooperativo. ¡Dios ha bendecido a Santa Rosa!

Fielmente,

El p. Baker

BACK TO LIST